Río Cebollón (22/sep/2018)

En la excursión que inauguró la temporada hicimos, como ya es costumbre, un recorrido fluvial, para aliviar en lo posible el calor del día. El destino era el río Cebollón, en la Sierra de Tejeda, Almijara y Alhama, la misma que la del popular río Chíllar, aunque en vertientes contrarias, el Chíllar al sur y el Cebollón al norte. Eso explica el parecido en el recorrido de ambos ríos, aunque en el Cebollón no encontremos los estrechos Cahorros de la parte baja del Chíllar.

El inicio de la ruta fue en la antigua Fábrica de la Unión Resinera Española, actualmente centro de interpretación. En ese lugar el Cebollón se une al Algar y desembocan en el río Cacín, que llega hasta el embalse de los Bermejales. A la Resinera se llega por un camino de tierra indicado que sale de la carretera GR-3302 poco antes de llegar a Fornes. Para llegar a Fornes desde Málaga se puede ir por la A-92 o por Vélez-Málaga.

Desde el aparcamiento de la Resinera donde dejamos los coches, tomamos el carril de tierra siguiendo la indicación a la pista de aterrizaje. Cruzamos un puentecito sobre el río y poco después tomamos la rama que va hacia el este en el primer cruce (la que sigue recto hacia el sur es por donde se vuelve si se hace la ruta circular). La primera parte de la excursión es por este carril, y es la zona menos atractiva y por donde vamos a pasar más calor. En el siguiente cruce, a unos 2,5 km de la salida, en el que hay un cartel explicativo de la extracción de resina, tomamos la rama que va al sur (la que sigue hacia el este acaba en la pista de aterrizaje indicada en el cartel inicial). Aún nos queda un tramo más de carril, que sigue hacia el sureste, paralelo al río, que se vislumbra a veces abajo. Más o menos a los 4,5 km de la salida llegamos a una nave abandonada, que es la antigua explotación ganadera Las Parideras. Seguimos un par de centenares de metros por el camino, que ahora es un sendero mucho más estrecho y por fin llegamos a nuestro objetivo, el río Cebollón.

En cuanto llegamos al río, ya nos metimos por el cauce. El agua nunca nos pasó de medio muslo en alguna poza. El río discurre por un valle con las laderas bastante escarpadas, aunque en ningún momento se pasa por un barranco estrecho como en el Chíllar. Por el cauce se puede avanzar sin mucho problema, más allá de salvar algunas rocas más grandes de vez en cuando. Llegamos a una antigua presa, ahora colmatada, que se ha convertido en una bonita cascada. En la base hay una poza donde algunos se dieron un baño, y seguimos un poco río arriba, casi hasta la bifurcación del río Cebollón con la rambla Masajete. Desde allí volvimos a la Resinera por el mismo camino, aunque algunos hicieron la vuelta del río por un pequeño senderito que hay en la margen izquierda.

En Wikiloc se pueden encontrar otras propuestas que llegan más arriba del río, o que hacen la ruta circular en un sentido o en el otro.

Estas son las fotos de la excursión.

Esta es la ruta de la excursión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Almendrón, Sierra Almijara (25/oct/2008)

Otras direcciones con información sobre rutas de Málaga

A la Torrecilla por el Tajo de la Caína (12/abr/2008)