Sierra Crestellina. Cerro de las Chapas (20/ene/2018)

Empezamos el año 2018 con una excursión muy cercana a la que hicimos el octubre anterior a la Sierra de Utrera y que tanto nos gustó. En este caso el destino era la Sierra Crestellina, y Marcelo el guía. La ruta parte de Casares, a donde habíamos llegado por la autopista de peaje, de la que salimos en la salida de Manilva. Después tomamos la A-377, que lleva a Gaucín, tomamos la A-7120 en dirección a Casares, que finalmente cambia el nombre a MA-8300. Ahí encontramos el inicio de la ruta, junto al Restaurante Laura, señalizado con un cartel como Sendero Crestellina Natural.

El inicio de la ruta es un carril que sube entre varias fincas privadas, unas veces con cemento, otras con asfalto y otras con tierra. Este primer tramo coincide con parte de la Gran Senda de Málaga, GR-249, entre Genalguacil y Estepona. No es la parte más bonita de la excursión, pero la vegetación de los lados, entre los que podemos destacar algunos ejemplares de alcornoque muy notables, hace que tenga su punto de interés. Otro elemento a tener en cuenta es una preciosa fuente, datada en 1785, según una pintura que parece haber sido rescatada hace poco. Mientras vamos subiendo por el carril, a nuestra izquierda se ven los dos puntos más elevados de las cercanías, el Pico Casares y el Cerro de las Chapas, que será al que subamos.

Poco antes de los 3km desde el inicio pasamos la última casa y un centenar de metros después hay un pequeño mirador que nos deja ver hacia el este la Sierra Bermeja y la Almola más hacia el norte. Aproximadamente 500m después llegamos al Puerto de las Viñas, en el que hay diferentes caminos con varias indicaciones. El que está más al este es el que va a Genalguacil. Nosotros cogemos el que va más al oeste, protegido por una barrera y marcado como sendero local. El siguiente cruce nos permite volver a Casares por la ruta circular, pero eso lo haremos a la vuelta. Para subir al cerro de las Chapas seguimos el que va al norte (más a nuestra derecha). 400m después encontramos un pequeño sendero que es el inicio de la subida al Cerro de las Chapas.

Este sendero para subir al Cerro de las Chapas esta casi oculto en algunos de sus puntos, pero en general es fácil de encontrar. Es una subida corta pero exigente, con mucha pendiente y algunos tramos en los que nos ayudamos de las manos. La vista desde arriba hace que merezca la pena subir. Se tiene una vista despejada en los 360º, y se pueden ver Gibraltar, África, los valles del Guadiaro y el Genal, sierra Bermeja y Grazalema, por citar lo más destacado. La línea de cumbre se puede seguir hacia el sur hasta el Pico Casares, pero parece que tiene algunos pasos expuestos y que no es recomendable si no tienes mucha experiencia en la montaña.

Nosotros optamos, después de almorzar en la cumbre al abrigo del viento, por bajar por el mismo sendero. Cuando llegamos al carril volvimos sobre nuestros pasos hasta el siguiente cruce. Allí tomamos la parte que iba hacia el oeste. El camino vira inmediatamente hacia el sur y discurre por la ladera de la sierra, a veces al pie de unos admirables farallones. Casi todo el tramo es a través del pinar. A unos 2'5 km hay otra bifurcación, que lleva al Mirador del Castillón. Allí se tiene una magnífica estampa de la vista al sur y una perspectiva muy llamativa de Casares, que nos muestra cómo está al borde de un cortado.

Desde el mirador volvimos atrás hasta el cruce y desde ahí bajamos al pueblo. Este tramo es el más complicado, porque es muy empinado y está muy roto, con muchas piedras sueltas. Numerosas rodillas se quejaron durante el camino. El final del camino sale a la carretera por la que entramos por la mañana al pueblo. Por seguridad, conviene cruzar la carretera y pasar a la acera que hay en el otro lado. Desde allí se llega enseguida al pueblo.

Estas son las fotos de la excursión.

Y este es el track de la excursión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Almendrón, Sierra Almijara (25/oct/2008)

Geocomentarios

Otras direcciones con información sobre rutas de Málaga