Río Cacín o Tajo de los Bermejales (19/sep/2015)

En septiembre, para aliviar en la medida de lo posible el calor aún presente, hicimos otra excursión "acuática", la del Tajo del Río Cacín (o el Sendero Tajos de los Bermejales, según la denominación de la cartelería oficial).

Esta ruta sigue un impresionante cañón por el río Cacín, justo al norte del Embalse de los Bermejales, en el P.N. de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

El recorrido oficial propuesto es circular. Parte junto al muro principal del embalse, donde se puede dejar el coche en una explanada. Se pasa junto a la iglesia y un sendero claramente marcado va bajando hacia el caude del río. Ahí ya empieza el sendero a tener algunas dificultades, preludio de las que nos encontraremos más adelante.

Pronto estamos junto al cauce del río, bajo las paredes del cañón que ha excavado la erosión. Paredes verticales, incluso extraplomadas, en las que se ven los estratos de los sedimentos.

El primer obstáculo que nos encontramos, o la primera ayuda para salvar los desniveles, como queramos verlo, es una escalera metálica vertical, con dos pasamanos laterales. No es muy alta ni muy complicada, por suerte.

Seguir Leyendo El sendero por el que caminamos se eleva y desciende junto al río, en ocasiones alejándose del cauce, que es impracticable por la cantidad de vegetación que lo rodea.

Hay unos cuantos obstáculos más que se salvan con cuerdas que hay fijas, algunos subiendo y otros bajando.

El sendero sube casi hasta la parte alta de las paredes del cañón para volver a bajar en una fuente pendiente junto al cauce del río. En ese tramo encontramos una ramificación del camino cuyas alternativas están indicadas con dos carteles. La que sube está señalada como "Cortijo del Cura" y la que baja, que es la que seguimos, como "Puente Romano".

En la segunda parte del recorrido se vuelve a andar por la parte baja de las paredes del cañón, pegados al cauce del río y se pasa de una orilla a otra a través de cuatro puentes consecutivos, colgantes los dos primeros.

El sendero sigue hasta salir del cañón y sube a un camino que nos lleva al puente "romano", un puente muy destacable, con un magnífico arco de medio punto, pero que, con toda seguridad, no lo hicieron los romanos.

La ruta recomendada en los carteles oficiales es circular y vuelve por el este, por la llanura que está encima del río. Nosotros preferimos evitar esa parte, porque era un día de mucho sol y habríamos pasado mucho calor. Por la descripción de otros grupos y las ortofotos, parece que es un tramo menos interesante, fundamentalmente junto a cultivos. A la ida habíamos dejado varios coches junto al puente y los usamos para volver al inicio de la ruta, donde habíamos aparcado junto al embalse.

En Trotamontes de Granada y en Mil Planes puedes encontrar otras explicaciones de la ruta.

El track de la ruta circular completa lo puedes descargar de Wikiloc.

Estas son las fotos de la excursión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Almendrón, Sierra Almijara (25/oct/2008)

Geocomentarios

Nacimiento del río Guadalmedina (10/feb/2007)