Canteras de Almayate (13/dic/2014)

Como si nos persiguiera una maldición, eso sí, una maldición pequeñita y poco dañina, el día en el que intentamos por segunda vez subir al cerro de los Tres Mogotes estaba lloviendo. Bueno, había llovido el día anterior y había posibilidad de algo lluvia esa misma mañana. No es que un poco de lluvia nos eche atrás, pero ya sabíamos por la experiencia anterior que el camino iba a estar embarrado y que no iba a ser agradable. Por tanto, mientras desayunábamos estuvimos decidiendo una alternativa para el día. El pronóstico del tiempo prometía ausencia de lluvia por la costa este y alguien sugirió ir a las canteras de Almayate.

Sin saber el camino exacto para llegar, nos plantamos en Almayate y empezamos a buscar el acceso. Tras preguntar, aparcamos enfrente de la pista de karts, en un camino que nos dijeron que era el antiguo camino real. Sabíamos dónde estaban las canteras, pero no cómo llegar a ellas, así que seguimos el camino en dirección oeste. Las paredes del lateral del camino ya mostraban la roca conchífera en la que se veían abundantes fosiles de conchas, señal inequívoca de que el terreno estuvo en un pasado bajo el agua. Llegamos a un cruce en el que estaban haciendo una pequeña obra de mantenimiento y unos paisanos allí presentes tampoco supieron decirnos cómo llegar. A partir de ese cruce intentamos encontrar un camino que no estuviera cerrado por una valla, rodeando el terreno de la cantera en el sentido contrario a las agujas del reloj. Poco después desistimos de esa estrategia porque veíamos que todos los accesos estaban cortados por fincas y nos estábamos pasando la cantera.
Seguir Leyendo
Sin embargo, Pied Noir volvió a salvar el día y encontró en la valla que hay junto al camino real una abertura sin señalizar. Entramos con cuidado por el boquete y subimos la ladera para encontrar rápidamente la cantera que estábamos buscando. La cantera es un lugar muy interesante en el que se pueden ver los cortes en la piedra, que usaron para la construcción de la catedral de Málaga, y parte de la técnica que usaban, con terrazas para poder a las partes superiores. Tras la visita a la cantera volvimos sobre nuestros pasos en dirección al siguiente hito del día, la cantera de San Pítar.

La cantera de San Pítar está en Valle Niza y contiene una ermita y los restos de varias viviendas de los antiguos canteros. En el lugar se ha construido un Centro Arqueológico y Monumental , que explica perfectamente la historia del lugar y el significado de los restos que quedan allí. El problema es que presenta algunos signos de abandono, o por lo menos de falta de mantenimiento, como en los carteles y la señalización y otras señales de vandalismo que no han sido restaurados. En cualquier caso, es una visita interesante.

Estas son las fotos de la excursión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Almendrón, Sierra Almijara (25/oct/2008)

Otras direcciones con información sobre rutas de Málaga

Geocomentarios