Pico del Cielo (9/abr/2011)

Sobre la excursión de abril cernía la duda de si subir al Pico del Cielo o al Navachica, dependía de cómo estuvieran los accesos al Pico del Cielo. Teresa se acercó como exploradora unas semanas antes y llegó a la conclusión de que se podía subir hasta el cortijo de la Civila (o de la Sibila) en todoterrenos. Así que, con esa información, la moneda cayó del lado del Pico del Cielo.
Seguir Leyendo
Por tanto, según el plan previsto, desayunamos en el restarante de las Cuevas de Nerja (justo antes de que llegara el autobús con los alemanes, tuvimos suerte) y nos agrupamos en un par de coches para subir por el carril del Camino de las Minas. La primera parte, hasta el cruce con el camino de la Cuesta del Cielo, el que lleva al cortijo de la Civila/Sibila, transcurrió sin novedad, pero a partir de ahí el segundo coche, un Toyota Rav4, que no es un todoterreno, sino un todocaminos sin tracción a las cuatro ruedas empezó a derrapar porque las piedras del carril estaban muy sueltas. Al final, llegó un momento en que no había manera de subir pendiente y lo dejamos aparcado en un recodo del carril cercano a ese punto. Por suerte, no quedaba ya mucho para las ruinas del cortijo de la Civila/Sibila, al que sí llegó el otro coche.

A partir de ahí al Cielo, pero pasando por el purgatorio, si se me permite el chiste fácil. El día era claro, lo cual era una suerte, porque uno de los mayores alicientes de esta subida son las magníficas vistas de Alborán, África, la sierra de Almijara/Tejeda y hasta Sierra Nevada. En realidad, aunque sin nubes, sí que había bruma, lo que nos privó de las vistas lejanas, como África.

Sin embargo, el día era claro (¿ya lo he dicho?) y caluroso, bastante caluroso. Y no hay ni una sombrita en todo el camino. Eso hizo la subida un poco penosa, pero aún así mereció la pena. Incluso Diego, que llevaba tiempo sin salir y, según él, en baja forma, llegó a la cumbre como un jabato sin escuchársele una queja.

Las vistas en la cumbre no desmerecían nada de lo que esperábamos aunque la bruma nos quitara parte de ella. Incluso nos ganamos una agradable brisita que hizo muy llevadera la estancia en la cumbre mientras tomábamos un bocado.

A la vuelta algunos decidieron volver por el mismo camino y otros lo hicimos por otro camino que sale hacia el oeste, en dirección al Barranco de los Cazadores. Tras unos 500m iniciales bastante agrestes, alcanzamos el camino que se veía desde arriba y acabamos llegando al carril que lleva a la Fuente del Esparto. Juan Antonio tuvo el detallazo de subir en coche a recogernos (muchas gracias maestro) y nos reunimos todos en la terraza del hotel que hay cerca de las cuevas de Nerja a tomarnos una refrescante cervecita antes de volver al cálido hogar.

Estas son las fotos de la excursión.

Descripción de la ruta:
Desde el descampado anterior a las Cuevas de Nerja, donde hay un par de carteles con senderos por la Sierra de Almijara-Tejeda, subir por el carril llamado Camino de las Minas, que discurre junto al Barranco de la Coladilla y que va hacia el área recreativa de El Pinarillo. A unos 3 km del inicio, surge hacia el Este la bifurcación llamada Camino de la Cuesta del Cielo, que pasa por las ruinas del Cortijo de la Civila (o Sibila, dependiendo del mapa).

El carril hasta la bifurcación está en buenas condiciones y se puede hacer con un coche normal, aunque no con un deportivo o un coche demasiado bajo. La distancia por el Camino de la Cuesta del Cielo desde la bifurcación hasta el cortijo de la Civila/Sibila es de algo menos de 4 km. y el estado del carril es bastante peor que el tramo desde las Cuevas de Nerja. En estos momentos está en condiciones de hacerse sólo en auténticos todoterrenos con tracción 4x4 y reductora, ni siquiera para todocaminos con tracción 2x2.

A partir del Cortijo de la Civila/Sibila, no hay carril, sino un caminito claramente marcado, el Camino de la Cuesta del Cielo, con balizas de madera. Inicialmente el camino hace tres o cuatro grandes zigzags y después avanza con bastante determinación hacia el norte. El tramo final de subida a la cumbre se hace desde el lado oeste, hacia el este y un poco hacia el sur.

La distancia desde el cortijo de la Civila/Sibila es de unos 3.5 km. Aunque no tiene dificultad técnica, la pendiente es notable en todo el recorrido, sobre todo en el tramo final, y la ausencia casi completa de sombra hace que sea aconsejable evitar los días muy soleados y calurosos y, en cualquier caso, ir con sombrero y protección solar.

Hay un itinerario alternativo de vuelta en dirección oeste, en vez de volviendo hacia el sur. El aliciente de este otro camino, además, por supuesto de no repetir el de ida, está en las vistas poco habituales del Barranco de los Cazadores y del Barranco de las Higueras. El primer tramo es difícil de seguir, prácticamente está perdido en los primeros 500m, pero se puede encontrar con cierta facilidad sabiendo que se puede tomar en la primera baliza de madera que se encuentra desde la cumbre, tomando la alternativa que va hacia el oeste en vez de la que va hacia el sur, que es por donde subimos a la cumbre. Además, prácticamente desde el principio se observa el carril a media distancia, que se puede tomar como referencia, así como algunos árboles que hay junto a él. Esa primera bajada hasta donde está el carril bien delimitado es un poco penosa, con algún tramo de piedras sueltas en las que hay que tener bastante cuidado de no caerse ni de tirar piedras abajo.

Una vez que se llega al camino, éste está muy claro, y avanza durante unos 2 km hacia el oeste, hasta llegar al cauce del Barranco de las Higueras y después al del Barranco de los Cazadores, por donde se anda unos 500m hasta llegar al carril que baja de la Fuente del Esparto. Ese carril llega 1km después al área recreativa El Pinarillo y, tras otros 2 km al cruce con el camino de la Cuesta del Cielo.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Almendrón, Sierra Almijara (25/oct/2008)

Geocomentarios

Nacimiento del río Guadalmedina (10/feb/2007)