Sierra Nevada (26 y 27/junio/2010)

Este curso repetimos nuestra sana costumbre de subir a Sierra Nevada la última semana de junio, aunque con numerosas bajas debidos a los tribunales de oposición. Como el año anterior, nos quedamos a dormir en el Albergue Universitario, con el objetivo de subir al Veleta el sábado y bajar hasta Güejar-Sierra el domingo.

Los planes salieron como se habían planeado, coma inusual en nuestro grupo, excepto el broche con el que se había pensado cerrar la excursión del domingo, almorzando en el Hotel del Duque (el Seminario Diocesano). Desafortunadamente, no obtuvimos respuesta a nuestras llamadas telefónicas ni a nuestras oraciones, así que tenemos otra excusa para volver por allí.

Seguir Leyendo

Lo más notable de la ascensión al Veleta del sábado fue la cantidad de nieve que había, como era de esperar tras las lluvias del pasado invierno. No es que quedaran neveros como otros años, sino que toda la subida de la última parte del Veleta se hacía sobre nieve y la Laguna de Yeguas y las otras lagunas cercanas estaban heladas.

Empezamos la subida directamente desde el Albergue Universitario, por los senderos que suben casi en línea recta, cruzando en varias ocasiones la carretera del Veleta. Durante esa parte pasamos la estatua de la Virgen de las Nieves y el antiguo observatorio, coincidimos con una prueba ciclista de aficionados, con un individuo que subía al trote con sus dos perros y con dos parejas de jóvenes que estaban entrenando también para correr. Fue un día en el que nos encontramos con mucha gente, en especial en la cima, a diferencia de lo que nos suele ocurrir cuando salimos, que no nos cruzamos con nadie. En esta primera parte teníamos como principal paisaje la zona de la estación de esquí, con Pradollano abajo, el obsevatorio astronómico y el radiotelescopio enfrente. Y el Veleta, por supuesto.

Tras cruzar algunas de las pistas de esquí enfilamos la segunda parte de la subida, por la ladera del Veleta, que coincide con otra pista de la estación de esquí. Toda esa parte, como dijimos antes estaba cubierta de nieve, aunque no demasiado profunda, por lo que no era muy penoso subirla. Desde ahí veíamos la parte de la Laguna de Yeguas, con las chorreras del Dílar y el Caballo al fondo.

En la cima había mucha gente y el paisaje venía dominado por la nieve, tanto por el norte, la zona de la estación de esquí, como por el sur, la hoya del Veleta y todo el camino hasta el refugio de Poqueira, como por el este, con la Alcazaba y el Mulhacén, como por el oeste, con el Caballo.

Comimos y nos retratamos convenientemente en la cima, para dejar constancia de la hazaña, e iniciamos la vuelta. Algunos decidimos no volver por el mismo sitio, sino dar un rodeo por la Laguna de Yeguas, atraídos por la cantidad de nieve que había.

Pasamos en primer lugar por el refugio de la Carihuela, prácticamente cubierto por la nieve. La lagunilla de la Virgen y el del Tesoro estaban helados y cubiertos por la nieve, ni pudimos localizarlos. La cuesta hasta la laguna de Yeguas, también cubierta de nieve, la hicimos más patinando que andando, fue muy divertido. Incluso la laguna de Yeguas estaba casi helada y mostraba un color azul muy llamativo. Desde ahí cruzamos antes del observatorio a la otra vertiente, a la zona de Borreguiles para coger el camino que nos llevó de vuelta al Albergue Universitario.

El domingo estaba prevista una excursión por la otra vertiente, hacia el noroeste. La idea inicial ir desde la Hoya de la Mora hasta Güejar-Sierra, pasando por el Peñón del Perro y parando a comer en el Hotel del Príncipe.
No hubo suerte porque no conseguimos contactar con el Hotel del Príncipe por lo que activamos el plan B. Seguiríamos el PR-A 19, también desde la Hoya de la Mora y pasando por el Peñón del Perro, pero seguiríamos por él hasta la carretera nueva de la Sierra, a la altura del Centro de Visitantes.

Salimos de la parte trasera del Albergue Universitario y rodeamos los Peñones de San Francisco. De ahí bajamos ladera abajo en línea recta por una amplia pista, la Cañada Real del Camino de los Neveros. La cañada nos llevó al ">albergue viejo de San Francisco. El albergue viejo de San Francisco, sede de la Sociedad Sierra Nevada, grupo pionero en el alpinismo en Sierra Nevada, fundado en 1.912.

Desde allí podíamos parte de la sierra que hemos visitado en otras ocasiones. Por ejemplo, el río Genil, con la Vereda de la Estrella, o la loma de Papeles, por la que fuimos a los Lavaderos de la Reina. En el albergue coincidimos con un coche de la policía que, según nos contó, estaban allí vigilando que la gente no se metiera con sus flamantes todoterrenos nuevos por las zonas prohibidas.

Al albergue de San Francisco llega un carril que sale de la carretera que va por la parte de alta de Pradollano, la misma que lleva al Albergue Universitario, pero nosotros seguimos por un camino marcado, el PR-A 19, que empezaba por la mancha de pinos que había junto al albergue. A partir de ese momento, el camino seguía por la misma cota en direccion noroeste. En alugnos tramos íbamos por dentro de otras manchas de pinos y otras al descubierto. Todo estaba muy verde y frondoso, señal aún del invierno tan lluvioso que habíamos tenido, así como lo eran los numerosos cursos de agua que nos cruzamos. El paisaje nos recordaba al que vimos durante la excursión que hicimos un par de años antes desde Trevélez hasta Busquístar, con una orografía y unos colores similares.

El punto más destacado de esa parte fue tal vez el Peñón del Perro, mirador natural sobre el valle del Genil, que teníamos abajo. En él vimos, entre otras cosas, el Hotel del Duque, el anhelado lugar de refrigerio. También se veía Güejar-Sierra y el embalse.

Seguimos la senda pero no hasta la carretera, sino que un poco antes tomamos una bifurcación hacia otro sendero que discurría en paralelo en una cota un poco inferior. De esa forma, aunque anduvimos un poco más, evitamos en todo lo posible tener que andar por asfalto. Acabamos saliendo a la carretera de la Sierra (la A-395) a la altura del Centro de Visitantes. Allí recogimos el coche que habíamos dejado previamente, rescatamos los otros que seguían en el albergue universitario y comimos en uno de los restaurantes que hay al lado.

Estas son las fotos de la subida al Veleta y estas las del camino de los Peñones de San Francisco al Dornajo.

Del albergue universitario al Veleta

Del albergue universitario al centro de visitantes (PR-A 19)

Comentarios

sergio mora ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sergio (Lobo) ha dicho que…
WEB: senderosverdes
Me gustaria compartir rutas senderistas con vosotros.

Entradas populares de este blog

Almendrón, Sierra Almijara (25/oct/2008)

Geocomentarios

Otras direcciones con información sobre rutas de Málaga