25 ene. 2014

Lagunas de Archidona (14/dic/2013)

La excursión programada para terminar el 2013 era suavita, más bien corta y en llano. Su interés era el destino, las Lagunas de Archidona, para algunos de Salinas, según las pintadas que pudimos ver a lo largo del día. Estas lagunas son una joya de la naturaleza de Málaga y para mí eran completamente desconocidas, como supongo que lo serán para otros muchos aficionados a las salidas al campo, por la escasa cantidad de referencias que he visto a ellas en internet. Tuvimos mucha suerte porque las vimos con mucha agua. Contaban los que venían en el grupo que las habían visto previamente que nunca las habían visto con tanta agua.

Para llegar allí, fuimos en coche por la autovía A-92M, la de las Pedrizas a Salinas, y cogimos la salida del kilómetro 2, marcada a Salinas y Fuente Camacho. Aparcamos el coche en una pequeña explanada y empezamos a andar flanqueados por almendros por la vía de servicio hacia el suroeste, como si volviéramos a las Pedrizas. Aproximadamente 1 kilómetro después sube un camino de tierra hacia el sur (a nuestra izquierda en ese momento) que discurre entre olivos. Muy poco después superamos el repecho de subida y encontramos la Laguna Grande, que estaba magnífica, llena de agua y de aves: garcetas, fochas y otras cuyo nombre no recuerdo en mi ignorancia.
Seguir Leyendo
Después de un rato disfrutando de la laguna y su población, tomamos camino hacia el sur a la otra laguna, la Laguna Chica. Pasamos junto a los restos del Cortijo de la Laguna y en menos de 1 km avistamos la laguna. Es también una laguna estupenda pero no se divisa desde lo alto, por lo que la impresión es menor. En esta no vimos aves, pero cuando la rodeamos, vimos lo que nos pareció una antigua toma de agua.

Desde la Laguna Chica, el siguiente objetivo era seguir hasta Fuente Camacho intentando localizar otras lagunas menores por el camino. Seguimos en dirección suroeste sin una idea clara de cuál era el camino que teníamos que coger (y algunos temiendo acabar en la cima de Gibalto) hasta que preguntamos a un grupo de hombres que encontramos. Seguimos así un rato, a veces por camino, a veces por mitad de olivares, pero no vimos ninguna otra laguna con agua. Finalmente llegamos a la carretera que llevaba a Fuente Camacho.

Sin embargo, el día no acabó ahí. Fuimos a comer a Riofrío donde la mayoría adoptó los usos locales y pidió trucha y, tras la comida, fuimos a ver las salinas de Fuente Camacho. Las salinas no se estaban usando en ese momento. Pudimos entrar al interior de la torre de vigilancia, que no daba mucha sensación de seguridad y también pudimos ver cómo precipitaba la sal de las tomas de agua que usan para las salinas.

Otras direcciones: Reserva Natural Lagunas de Archidona, Ruta por las Lagunas de Archidona.

Estas son algunas de las fotos de la excursión. Estamos a la espera de las mejores.