16 abr. 2013

Pinsapar de Cubero (16/mar/2013)

Aunque algunos de nosotros esperaba una excursión con sol, e incluso se había llevado pantalones convertibles, otra vez hicimos el recorrido bajo la lluvia. El destino elegido era la Sierra de las Nieves, en concreto el pinsapar de Cubero. Llegando a Yunquera, donde se nos unió Diego, ya nos cayó el primer buen chaparrón del día. Y así estuvo el resto del día, que si llovía y había que ponerse el chubasquero, que si dejaba de llover y había que quitárselo para no cocerse.

Seguir Leyendo Desde Yunquera fuimos en coche hasta el inicio de la excursión, por el camino a la Fuensanta y a Los Sauces. Seguimos adelante, pasando el cruce con la cadena por el que se accede a la zona del Palancar y llegando hasta la pequeña explanada que hay al final del camino. De hecho, cuando nos bajamos de los coches hubo un pequeño tirón de orejas al conductor del primer coche porque habíamos acordado parar en el cruce del Palancar y empezar el recorrido por esa parte, acabando en la explanada en la que estábamos. Al final, se impusieron los hechos consumados, y decidimos hacer el recorrido en el sentido contrario, empezando por la Cañada de la Encina y acabando por la zona del Cortijo del Palancar.

Iniciamos el camino por la Cañada de la Encina, por un sendero muy bien marcado, que pasaba primero por en medio de un pinar y después junto al cortijo de Huarte. Desde allí veíamos en frente el Pinsapar de Cubero, uno de los objetivos del día y el camino en zigzag para llegar a él. Poco después cruzamos el arroyo y cambiamos de vertiente. La subida de la ladera no era complicada, solo en un momento dado perdimos el camino por culpa de un árbol caído que lo tapaba. Dejamos un par de cruces que van al Peñón de Ronda, cruzamos por el pinsapar, que está magnífico, con muchísimos pinsapos enormes y un buen número de nuevos arbolitos y seguimos en dirección a las cuevas del Hornillo, a donde teníamos pensado llegar para comer.

El camino hasta las cuevas no fue mucho más complicado, aunque en los últimos metros se perdía el camino y había que hacer un poco la cabra hasta llegar allí. En las cuevas comimos disfrutando del paisaje, que no del tiempo, y resguardecidos del frío y la lluvia que nos acompañó intermitentemente todo el día. De hecho, el tiempo fue quien nos hizo cambiar de opinión sobre el camino a tomar a la vuelta. En vez de hacerlo a través del Peñón de Ronda y el cortijo del Palancar, como teníamos pensado en un principio, volvimos por el mismo sitio que habíamos ido, que era más corto. Al menos pudimos disfrutar de la sierra, que estaba verde y exhuberante como hacía años que no la recordaba.

Otras rutas por la misma zona: http://grupoextremo.blogspot.com.es/2013/03/monte-alhucemar-pinsapar-de-cubero.html, http://www.senderismo-y-turismo-rural.com/sierra-de-las-nieves-malaga/los-sauces-cerro-de-las-camaretas-pinsapar-de-cubero. Por allí cerca también hemos hecho otras rutas antes: http://caminosdemalaga.blogspot.com.es/2007/02/los-sauces-y-pen-de-ronda-27ene2007.html, http://caminosdemalaga.blogspot.com.es/2012/05/excursion-por-la-cueva-del-agua-y.html.

Estas son las fotos de la excursión.