25 jun. 2011

Pinar de Breña (14/may/2011)

Tras dos infructuosos intentos anteriores, por fin conseguimos ir a Barbate, a visitar el Pinar de Breña y a yantar el delicioso atún de temporada.

El único inconveniente fue el rato tan largo que estuvimos en el coche, más de cinco horas entre la ida y la vuelta, más tiempo del que tuvimos andando. Se unió el hecho de que el restaurante que nos habían recomendado estaba lleno con dos comuniones y no nos podía atender, así que estuvimos otro buen rato por el pueblo buscando un sitio para el almuerzo. Por supuesto, al final lo conseguimos y, de paso, paramos a ver la desembocadura del río Barbate y la playa en el casco urbano.

Seguir Leyendo
Con la intendencia ya resuelta, cogimos los coches, salimos del pueblo y paramos junto a la entrada de la playa de la Yerbabuena, desde donde parte el camino que pasa por el pinar.

Como indicaba el cartel informativo, el Sendero del Acantilado (SL-A 111), llega hasta una segunda torre, la Torre de Meca, pasado los Caños de Meca, y se pueden hacer algunos caminos alternativos por dentro del pinar. Sin embargo, nosotros decidimos hacer una versión reducida, sólo la primera mitad hasta la primera torre, la Torre del Tajo, porque ninguno conocía el interior del pinar y no teníamos mucho tiempo antes del almuerzo que habíamos apalabrado.

La primera parte del camino es un carril de tierra desde el que ya se ven perfectamente los pinos fijando las dunas y los acantilados a cuya parte superior subimos poco después.

Una de las anécdotas del camino fue que divisamos a lo lejos los barcos pescando atún en la almadraba.

Acabamos el resto del camino entre pinos llegando hasta la primera torre, la Torre del Tajo, y su mirador, con un idílica vista del mar bajo nuestros pies, la misma torre y la costa gaditana.

Tras renunciar a seguir el camino por cuestiones y horarias recorrer en sentido inverso lo que habíamos hecho antes, volvimos al pueblo a dar cuenta de un suculento almuerzo donde, como no podía ser de otra forma, el atún fue el principal argumento.

Aún nos quedaba otro objetivo ese día, el Hotel del Palomar de Breña, antiguo cortijo y, como su propio nombre indica, palomar. El hotel es encantador, como el dueño que nos atendió y está magníficamente conservado.

El palomar en sí, que parece ser el más grande que se haya construido y que en su época tuvo que ser un magnífico motor económico, es una estructura notabilísima, con varios pasillos paralelos y una zona abierta en forma de plaza en cuyas paredes se ahuecaron nidos redondos que en algunos casos conservaban las paredes de cerámica como la de las tejas.

Buscando el hotel encontramos las indicaciones de la ermita de San Ambrosio, de origen visigodo, que se hizo la huidiza, aunque al final la encontramos. La ermita se encuentra actualmente en estado ruinoso, aunque la estructura está apuntalada y se conservan algunos elementos, como la cúpula.

Estas son las fotos de la excursión.



Wikipedia en español sobre el Parque Natural de la Breña y las Marismas del Barbate. Información de la Junta de Andalucía del Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate. Otra página de la Junta de Andalucía sobre el Parque Natural la Breña y Marismas del Barbate. Página del hotel del Palomar de la Breña

En esta página del blog "De España hasta los cantares", dan un magnífica explicación sobre la ermita de San Ambrosio.