30 nov. 2008

Lo Calvo, Montes de Málaga (29/nov/2008)

La Asociación de Amigos del Jardín Botánico-Histórico de la Concepción había organizado para el sábado 29 de noviembre de 2008 una excursión por los Montes de Málaga. La excursión discurría en parte por el camino PR-a 11 entre Casabermeja y Cerro Mallén que, a su vez, es parte del antiguo camino entre Casabermeja y Colmenar, aunque después giraba hacia el norte para hacer un recorrido circular.
Seguir Leyendo
El día tenía amenaza de lluvia, de hecho había estado lloviendo toda la noche anterior y el día estaba muy nublado, por lo que algunos se retrajeron. Al final fuimos 14 los participantes (12 adultos y los benjamines Héctor y Carmen).

La primera parada fue en el bar de la Fuente de la Reina, para tomar un desayuno reconstituyente, y desde allí nos acercamos al mirador Francisco Vázquez Sell donde, como el año anterior, plantamos unos cuantos árboles, esta vez madroños y almencines. Para nuestra satisfacción, todos los árboles que plantamos el año anterior seguían vivos.

Una vez plantados los árboles, volvimos a la carretera de Colmenar y seguimos unos cuatro kilómetros, hasta la indicación del inicio del camino PR-A 11. Subimos con los coches por el carril, que está en magníficas condiciones, excepto algunos baches al inicio, y llegamos a la explanada que sería el comienzo del trayecto a pie. Siguiendo el carril que llevábamos se llega a la zona de los Portales, que recorrimos el año anterior en la travesía a Casabermeja. Nosotros tomamos el camino que salía a la derecha, un carril cortado por una cadena que discurría entre un frondoso pinar.

Aunque el día fue frío, no sólo no llovió, sino que estuvo relativamente despejado y pudimos disfrutar del verdor que habían traido las lluvias recientes y de un paisaje magnífico durante todo el camino, que iba evolucionando según avanzábamos. El arroyo de Chaperas, la Sierra de las Nieves, el Torcal, Huma, Capilla, la Peña Negra, la Sierra de Camarolos.

Después unos cuatro kilómetros, llegamos a una explanada, formada por el corte que hacía un cortafuegos con un cruce del camino. Ahí tomamos un camino que volvía de manera circular hasta la explanada de la que partimos. Durante esa parte, las vistas incluían los tajos de Sabar y la Axarquía, con la Maroma, Periana o Alcaucín, entre otras cosas.

Estas son las fotos de la excursión.

Descripción de la ruta

Esta ruta discurre por los Montes de Málaga, parte de un punto del camino PR-A 11 Casabermeja - Cerro Mallén (que, a su vez, es parte del antiguo camino entre Casabermeja y Colmenar), y hace un recorrido circular primero hacia el norte, en el sentido de las agujas del reloj.

El acceso a la ruta se hace por el Carril del Puerto del Viento, que sale hacia el oeste a unos 19 km de Málaga, a la altura del kilómetro 11 de la A7000, la carretera Málaga - Colmenar, conocida como Carretera de los Montes (según la denominación anterior de la carretera, C-345, la salida está a unos 150m del punto kilométrico 542). La salida se encuentra a medio camino entre las ventas Garvey y La Nada, y está marcada con un cartel del PR-A 11 Casabermeja - Cerro Mallén.

El carril, que está en muy buenas condiciones, excepto algunos baches al inicio, sigue en dirección noroeste, y pasa en su inicio al pie del Pico del Viento (1029m). Tras 3km desde la carretera se llega a una explanada, por la zona del Dorador. La explanada está señalada con un monolito y en ella hay una casa. El carril continúa hacia la barriada de Los Portales. Nosotros tomaremos el camino de la derecha, que se dirige hacia el norte, y que está cortado al tráfico por una cadena.

A unos 450m del inicio hay una primera bifurcación, en la que tomamos la rama de la izquierda (la derecha es el camino por el que volveremos). El siguiente hito en el camino son las ruinas de la Casa Forestal de Lo Calvo, a 1'8km del cruce mencionado antes. Ahí nos cruzamos con un cortafuegos. Continuamos por el camino de la derecha, durante otros 1'8km, hasta volver a cruzarnos con otro cortafuegos. Hasta este punto, el camino ha ido dando curvas, siguiendo una misma curva de nivel, y, aunque nos encontramos casi exactamente al norte del punto de arranque, hemos dado un buen rodeo, haciendo que la ida sea casi el doble de larga que la vuelta, mucho más directa.

En el momento de llegar al segundo cortafuegos, puede resultar un poco confuso continuar. El último tramo ha sido en dirección noreste, y el camino sigue en esa dirección, paralelo al cortafuegos. Hay otras dos posibilidades, ambas hacia el sur. Una, que cruza el cortafuegos y sigue por el otro lado, continúa serpenteando por la misma curva de nivel hasta llegar a la carretera de Colmenar, a la altura de la Venta del Castillejo. La tercera posibilidad, que es la que tomamos para volver a la explanada de inicio, está inicialmente borrada por el cortafuegos, pero unos 150m después se ve claramente el camino a la derecha del cortafuegos. Este tramo, y durante un poco más de un kilómetro, es la única cuesta arriba del recorrido. En casi todo este tramo del camino se sigue paralelo al cortafuegos, que cruzamos en un par de ocasiones. En 2km conectamos con el camino de ida, en el primer cruce que nos encontramos a la ida y 500m después alcanzamos el punto de partida.

En total son unos seis kilómetros y medio de recorrido, la mayor parte llano, con una cuesta a la vuelta bastante asequible. Todo el trayecto discurre entre bosque de pinos, con encinas y madroños. Las vistas son magníficas y variadas, desde el Arroyo de Chaperas, a la Sierra de las Nieves, Huma, el Torcal, la Sierra del Co, la de Camarolos, los Tajos de Sabar y parte de la Axarquía, con la Maroma.

En la Mapa y guía. Parque Natural Montes de Málaga (1:25,000. Itinerarios a pie, en bicicleta y rutas en coche) describen con detalle varias rutas por los alrededores. Una de las rutas en bicicleta pasa por el Carril del Viento y Lo Calvo, pero continúa hacia el norte.



10 nov. 2008

Cerro Alcazaba por el Cuerno, vuelta por la Yedra (15/nov/2008)

La primera salida del curso a la Sierra de las Nieves estaba prevista para el sábado 15 de noviembre, (en la agenda hay otras dos, una al pinsapo de la Escalereta y río Verde y otra al Puerto del Viento), y la llevamos a cabo con gran éxito de público (25 caminantes: Ernesto, Arantza, Teresa, Arturo, Pepe Mayorga, Juan Antonio, Alberto Cuevas, Lola Gálvez, Semi, Lola Peña, Pepe Caballero, Jose, Javier, Ángel, Alberto, Fausto, Diego, Unai, Julen, Aurora, Paco, Pilar, Plácida, Miguel y Eva - con su perra Pepa -) y de crítica (todos estuvimos de acuerdo en lo mucho que nos gustó la ruta).

La idea de esta excursión rondaba desde cuatro años antes, cuando subimos a la Alcazaba. Desde arriba veíamos el pinsapar de la Yedra, pero no pudimos bajar. Como teníamos muchas ganas de conocer ese pinsapar, fuimos al año siguiente, pero no desde la Alcazaba, sino desde el carril del valle de río Verde, que es el camino de arranque de la vereda que llega al pinsapo de Las Escaleretas. Por él se rodea por la vertiente sur la Alcazaba hasta llegar al Pinsapar.

Este año la ruta prevista era casi circular. Seguimos el camino más emblemático a la Torrecilla, que arranca desde el Cortijo de Quejigales, y pasa a través de la encantadora Cañada del Cuerno y el puerto de los Pilones, y volvimos por el carril de Tolox.Seguir Leyendo Para ello llegamos por el carril de los Quejigales hasta el desvio que indica "PINSAPO DE LA ESCALERETA 2,4km" y desde allí los conductores acercaron algunos coches al lugar por donde deberíamos volver mientras que los demás subimos andando hasta el Cortijo de los Quejigales.

Desde el Cortijo iniciamos la ruta, subiendo por la Cañada del Cuerno. La Cañada estaba espectacular, con pinsapos viejos altísimos y nuevos brotes de pinsapo para regenerar. El bosque estaba umbrío y el suelo verde por las lluvias recientes y con abundantes setas, que no cogimos por nuestro desconocimiento de la materia. Finalmente, salimos del pinsapar en dirección al Puerto de los Pilones. Allí hicimos una primera parada para recuperarnos de la subida y disfrutar el paisaje. Seguimos por el camino del Puerto de los Pilones, pasamos a los pies del repetidor y, poco después, tomamos una desviación al sur en dirección a la Alcazaba por en medio del quejigal.

Tras cruzar el quejigal y buscar un camino para subir, llegamos a la cumbre de la Alcazaba y pudimos disfrutar del magnífico paisaje, que está libre de obstáculos en todas direcciones excepto el este, donde está la Torrecilla. Desde allí ya pudimos ver el pinsapar de la Yedra, el siguiente hito.

Después bajamos para buscar algunos de los senderos que habíamos adivinado en las fotografías aéreas para entrar en el pinsapar de la Yedra pero, como era la hora de la comida, antes paramos a almorzar a la sombra de un gran alcornoque. Tras la comida, nos adentramos en el pinsapar, cada uno por un lado. Unos bajaron directamente, otros retrocedimos un poco para entrar. Juan Antonio y Pepe M. no habían tenido suficiente con lo que habíamos andado y cruzaron el barranco para contemplar de cerca la yedra que cuelga sobre una cueva en la margen de enfrente del barranco y que le da nombre al pinsapar. Según Pepe M., es, posiblemente, uno de los ejemplares más notables de yedra de Málaga.

Ya en el pinsapar encontramos un caminito, marcado por algunos hitos de piedras acumuladas. Ese era el camino que seguimos para rodear la Alcazaba por el sur y llegar al carril de Tolox, donde nos esperaban los coches. El camino estaba muy claro y apenas tenía pendiente, por lo que era cómodo de seguir. Sin embargo en cuanto vimos los coches intentamos bajar al carril cuanto antes y el resultado fue que para ahorrar las dos últimas curvas bajamos "a hierro" por una cuesta sin camino y sin vereda y con mucho matorral.

Para acababar la jornada, nos tomamos un refrigerio en la venta El Navasillo, donde nos despedimos afectuosamente.

Estas son las fotos de la excursión.

Descripción de la ruta

A la ruta se accede por el carril de entrada al Parque Natural de la Sierra de las Nieves que se encuentra en la carretera entre Ronda y San Pedro de Alcántara (A-397), 2'5 km después del cruce a Parauta, según el sentido a San Pedro de Alcántara. Por ese carril se llega al Área Recreativa del Cortijo de Quejigales (a 9'5 km), donde hay un aparcamiento amplio donde se pueden dejar los coches.

Desde el Área Recreativa, se sigue por el carril en dirección norte. Al poco, hay una barrera que impide el tráfico. Tras superar la barrera, se toma la primera salida a la derecha, que está indicada con una pintada sobre una piedra que pone "Torrecilla". El primer tramo es una subida suave por un pinar, durante unos 700m. El pinar acaba y la pendiente se hace más acusada, el camino zigzaguea y nos lleva a la Cañada del Cuerno y a su pinsapar, uno de los mejores y más antiguos de la sierra, con ejemplares majestuosos y numerosos pinsapos jóvenes que hacen ser optimistas sobre su regeneración. Se sale del pinsapar tras 1'5 km ya cerca del carril del Puerto de los Pilones. En ese punto ya hemos subido la pendiente más pronunciada del recorrido y se puede hacer una parada y observar el paisaje que hemos dejado atrás, el pinsapar en primer lugar, ¿Sierra Blanca? detrás, Ronda al fondo, y las ruinas romanas de Acinipo. Hacia el sur ya se divisa la Torrecilla, la Alcazaba e incluso el Mediterráneo y Gibraltar.

A continuación se toma a mano izquierda (NE) el carril del repetidor. 175m más adelante sale a mano derecha el camino que lleva al Torrecilla, por el que se continúa unos 600m hasta una bifurcación. La rama izquierda lleva al Torrecilla y la derecha (hacia el Este), lleva a la Alcazaba y es la que tomamos. En este tramo los quejigos alternan con las sabinas. Ahí también está uno de los escasos tejos que persisten en el Parque. El camino gira hasta tomar dirección Sur. Aunque no está claro y hay tramos en los que hay que andar sin vereda, la referencia de la Alcazaba, con su forma peculiar, siempre está presente y hace difícil perder el objetivo, que está a unos 2km del último desvío. No hay una subida clara a la cumbre, pero se puede acceder gateando por varios lugares sin mucho riesgo. La recompensa son unas vistas preciosas, despejadas en casi todas las direcciones.

Bajando de la cima de la Alcazaba, en la ladera oriental se puede encontrar un pequeño camino del que surgen ramificaciones que bajan más mal que bien al Pinsapar de la Yedra. Este pinsapar cuenta con ejemplares de gran antigüedad y altura y tiene un aspecto más agreste que el pinsapar de la Cañada del Cuerno. Lamentablemente, las evidencias de regeneración de los pinsapos son menores, aunque lo rodean algunos trozos de terreno vallados para protegerlos de las cabras. En frente del Pinsapar de la Yedra se puede ver la Cueva de la Yedra, cubierta por un gran ejemplar de esta planta trepadora.

En el pinsapar se puede encontrar un pequeño sendero que lo atraviesa de Norte a Sur, aunque se pierde en algún momento. Ese sendero será el que seguiremos hasta llegar al carril de Tolox. Durante esta parte del trayecto iremos rodeando la Alcazaba, primero en dirección sur, después hacia el oeste, siguiendo la misma curva nivel del lateral de la montaña. Finalmente, el camino da una última curva a la izquierda para conectar con el carril.

Desde ahí aún faltan varios kilómetros hasta llegar al punto de partida. Concretamente, 4km hasta el Llano de la Laguna, el lugar donde se suelen dejar los vehículos para iniciar la visita al pinsapo de la Escalereta, 2'4km hasta el cruce del carril que lleva al Área Recreativa del Cortijo de Quejigales, y otros 2'7 km hasta el Área Recreativa. Parece recomendable dejar coches en alguno de esos puntos, dependiendo de las ganas de andar que se tengan. Nosotros, particularmente, acercamos algunos coches hasta la conexión del sendero de la Alcazaba con el carril de Tolox, aunque, como tuvieron que hacer varios viajes para recoger a todos, algunos fueron andando casi hasta el Llano de la Laguna. En la fecha que hicimos el recorrido, el carril estaba en buenas condiciones y turismos corrientes podían ir por él, con el cuidado normal.

En el fabuloso libro Sierras de las Nieves. Guía del excursionista, que es, posiblemente, el libro "oficial" de la sierra, se incluye la ruta "De Quejigales al Cerro Torrecilla", que coincide con la primera parte del camino a la Alcazaba y "Del Llano de la Laguna al Cerro Alcazaba", que corresponde con nuestra vuelta de la Alcazaba al carril de Tolox. Ambas rutas cuentan con gran profusión de detalles, botánicos, geológicos y toponímicos. Uno de los autores, Andrés Rodríguez, tiene en su blog, La Serranía Natural.com copiado el camino por el sur al pinsapar de la Yedra. La Junta de Andalucía tiene una publicación sobre arboledas singulares, en la que describe el pinsapar de la Cañada del Cuerno (páginas 9-12) y el pinsapar de la Yedra (13-16).

También se puede encontrar la descripción del camino del Cortijo de Quejigales a la Torrecila en la web de la Junta de Andalucía, con mapa incluido.



2 nov. 2008

Almendrón, Sierra Almijara (25/oct/2008)

La segunda excursión de la temporada 2008/09 también se localizó en los alrededores de Nerja, como la primera, pero no fue hacia la costa, sino hacia la montaña. Hasta esa misma mañana no decidimos el objetivo concreto, que estaba en función de la meteorología. Al final decidimos subir al Tajo del Almendrón, en detrimento del Cielo y el Navachica.
Seguir Leyendo
Como no tenía los alicientes de un baño y una sabrosa paella en una playa nudista, el número de participantes bajó de 30 a 9 (Ernesto, Teresa, Lola Gálvez, Lola Peña, Marcelo, José María, Diego, Fernando y Esteban), a quienes se unió Fausto a mitad de camino.

Igual que en la ruta de septiembre de 2007 por el alto Chíllar, la salida fue junto a la Fuente del Esparto. Por suerte para nosotros, a esa altura de año, la barrera que impide el paso de vehículo para prevenir incendios estaba abierta y los daños que las inundaciones de septiembre de 2007 habían causado en el carril estaban completamente reparados.

Dejamos los coches junto al Barranco de Cazadores, en la curva previa a la Fuente del Esparto, e iniciamos la subida por el cauce del barranco. Ya desde ahí, las paredes son escarpadísimas y muy altas, con varios centenares de metros de caída y un aspecto que recuerda a los Pirineos, según coincidimos algunos de los que íbamos.

Llegamos al punto en el que se sube al "camino de las minas", identificable por un pino de gran porte que hay a la izquierda y que ahora está flanqueado por dos grandes torrenteras, resultados de las inundaciones de 2007. El antiguo camino de las minas se conserva razonablemente bien, excepto en aquellos lugares en que se cruza con las torrenteras, donde el agua lo ha borrado totalmente.

Durante el camino veíamos el Almendrón, con su cumbre oculta por las nubes, por lo que éramos más que conscientes de que lo más probable era que no pudiéramos subir.

Seguimos andando por el camino, conscientes de que el desvío para el Almendrón estaba a la izquierda pero, enfrascados en nuestras interesantísimas conversaciones, nos lo pasamos. Algo más de un kilómetro después, los que tenían más experiencia por la zona empezaron a decir que se les estaba haciendo demasiado largo el recorrido hasta el cruce y que, siguiendo así, íbamos a llegar al Navachica. Entre el mapa 1:25.000 de Ernesto, un plano de la ruta que habíamos encontrado en otro blog y el GPS y la sapiencia de Marcelo, determinamos que, efectivamente habíamos dejado el cruce atrás. Volvimos con más atención y, a 500 m de la bocamina de la Furia, vimos la senda que parte muy claramente hacia el Almendrón.

Desafortunadamente, la niebla seguía allí y parecía tener menos prisa que nosotros. Para que no faltara nada, se unió la lluvia. Subimos el primer tramo del camino, más por amor propio que por convencimiento de que llegaríamos a algún sitio, pero nos volvimos pronto sobre nuestros pasos y bajamos por el mismo sitio hasta regresar a una cueva, que usamos de refugio para el almuerzo.

Desde entonces la lluvia nos dio tregua, dando la sensación de que era una especie de protección de los dioses frente a los que osaban molestarles en su morada. Claro que, si eso era verdad, ¿cómo interpretar el aguacero que les cayó a los pobres invitados a una boda que se celebraba en el hotel donde paramos a tomar un café y una cerveza a la vuelta a Nerja? ¿Un aviso de que las estrellas no eran propicias al enlace?

A pesar de que no llegamos a la cumbre, hicimos el 60% de la subida o sea que salvamos un desnivel de unos 600 m. antes de dar la vuelta, según dijo Ernesto, demodo que el Almendrón nos queda pendiente para una próxima salida.

Descripción de la ruta

El acceso al Almendrón empieza en el carril que parte hacia el norte desde la Cueva de Nerja. A unos 5km pasa por el área recreativa El Pinarillo, que se deja a la izquierda, y sigue hasta la Fuente del Esparto. Aproximadamente 1km después de El Pinarillo, en la curva anterior a la Fuente del Esparto, se llega al Barranco de Cazadores, donde iniciamos el recorrido.

Se remonta el cauce del Arroyo de Cazadores por el barranco y a 1'75 km encontramos un gran pino a la izquierda, en una zona donde se pueden observar dos grandes torrenteras en la ladera de la izquierda. Empezamos a subir por la segunda torrentera hasta que llegamos a una cueva y justo a la derecha aparece señalizado con hitos de piedras el antiguo camino de las minas, conservado perfectamente hasta que la inundación de septiembre de 2007 lo destruyó en aquellos sitios donde coincidía con cauces de agua.

Tras recorrer unos 2 km, y unos 600 m después de la bocamina de la Furia y la roca de la mina de la Furia, hay una senda muy bien marcada a la izquierda, que sube dando una curva bastante cerrada: esa es la senda que lleva a la cima del Tajo del Almendrón en 1'3 km.

La vuelta se puede hacer por la ladera contraria, donde hay un camino que baja por las zonas conocidas como La Puerta y la Cuesta de los Galgos y que acaba en la Fuente del Esparto, a 200m del punto de partida.

La longitud de la ruta es de unos 5km a la ida y algo más de 5'5km si se vuelve por el camino alternativo con un desnivel de unos 1000m, desde los 525m sobre el nivel del mar al inicio del Barranco de Cazadores hasta los 1.513m del Tajo del Almendrón.

Uno de los mayores alicientes de la excursión son las paredes del Barranco de cazadores, tremendamente abruptas y de varios centenares de metros de alto. El otro gran reclamo es la vista desde la cima del Tajo del Almendrón, concretamente la caída de casi 900m que tiene hacia el oeste.

Estas son las fotos de la excursión.

En la página web del Ayuntamiento de Nerja incluyen la descripción de la subida al Almendrón. Como hemos comentado antes, José Antonio también cuenta el camino en su blog. En Rural Sol transciben la ruta al Navachica, que incluye la vuelta por el Almendrón. Esa ruta está sacada del libro Por la Sierra de Almijara, un auténtico tratado enciclopédico de dicha sierra. Otro libro con muchas rutas en la misma zona, incluyendo un recorrido circular entre la Fuente del Esparto y el Almendrón es Disfrutar caminando por las sierras Almijara y Tejeda.