22 abr. 2008

A la Torrecilla por el Tajo de la Caína (12/abr/2008)



El año pasado fuimos al Peñón de los Enamorados por el Tajo de la Caína, una ruta que nos dejó a todos cansados pero, sobre todos, encantados. En esa ocasión, podíamos ver un camino que, por la vertiente que teníamos en frente, zigzagueaba y parecía llevar al Puerto de los Valientes, y de allí a la Torrecilla. Nos prometimos intentarlo algún día, y con ese objetivo el sábado 12 de abril de 2008 nos reunimos 20 intrépidos caminantes. Los autores Ernesto, Arantza, Teresa, Arturo, Pepe Mayorga, Juan Antonio, Lola Gálvez y Semi, los meritorios Lola Peña, Pepe Caballero, Ángel, Javier, Antonio, Pablo, José María, Diego, Paco, Fausto, y dos invitados por parte de Fausto, Miguel, y otro amigo.

La excursión fue tan buena como esperábamos, larga y cansada, pero pasando por varias de las joyas de la Sierra de las Nieves, frondosos pinsapares como el de Yunquera o el del Puerto de los Valientes, parajes más desolados como los quejigales con los quejigos llenos de brotes pero sin florecer aún y el techo de la sierra, la Torrecilla.
Seguir Leyendo
Disfrutamos plenamente el pinsapar de Yunquera, desde el mirador de Luis Ceballos hasta el Tajo de la Caína. El bosque tiene un aspecto magnífico, denso, verde y vivo. También nos volvieron a impresionar los 300 m del Tajo de la Caína y sus colosales vistas: todo el valle, el Cerro Corona y la Sierra de las Nieves tapándonos el Torrecilla. Como cuando fuimos al Peñón de los Enamorados, seguimos por la cañada, hacia el Este, pero esta vez nuestro objetivo era el camino que sube zigzagueando por la ladera de enfrente hasta el Puerto de los Valientes. Llegamos hasta el Cerro del Chaparral, más o menos en frente de donde veíamos el camino y empezamos a bajar hasta el fondo del valle. Ese fue el único tramo del día donde el camino estaba casi borrado, aunque varios hitos de piedra ayudaban a seguir por el camino correcto.

Durante la subida al Puerto de los Valientes pagamos la penitencia de perder 300m de altura. Por suerte, el zigzag del camino permitía subir los 700m de desnivel razonablemente bien. En la parte de arriba disfrutamos de otro precioso pinsapar, más pequeño que el primero, pero también con ejemplares muy maduros. Creemos que ese pinsapar es el tan buscado pinsapar de Froncaire. Algunos de los nuestros, como Arturo, que le hizo una foto con su móvil, se acercó a ver el viejo tejo que según sus palabras "sigue medrando con vigor".

Desde allí hasta el inicio de la subida final a la Torrecilla, el paisaje se alternaba con los pinsapos de las laderas orientadas al Norte, por donde andábamos, con los quejigales de las laderas del frente, orientadas al Sur.

La subida al Torrecilla la hicimos por el camino que parte desde la fuente que hay al pie. En ese tramo nos encontramos con varios grupos de personas, uno de ellos con varios chicos pequeños y dos abuelas que andaban tan frescas como por la calle principal. Tuvimos mucha suerte en la cumbre, porque las vistas estaban muy claras (Sierra Nevada, la bahía de Málaga, Gibraltar, un lujo) y apenas hacía viento, por lo que pudimos comer arriba.

La vuelta no la hicimos por el mismo camino, ya habíamos penado bastante con bajar una vez al valle del Horcajos. Volvimos por el peñón de los Enamorados, siguiendo el camino de los Quejigales hasta el Cerro Alto, paseando entre los inquietantes troncos de los quejigos, que aunque parecían secos, estaban llenos de brotes. Después dejamos el camino de los Quejigales y tomamos la bifurcación de la derecha, hacia el Peñón de los Enamorados, entre sabinas y quejigos. Para volver al Pinsapar de Yunquera tomamos la alternativa más septentrional (la otra es la que vuelve por el Cerro del Chaparral, justo por encima del Tajo de la Caína). En ese tramo pudimos ver el Peñón de Ronda y las Sierras Cabrilla y Prieta. En ese tramo hay una repoblación de quejigos, que todavía no han mostrado una recuperación tan esperanzadora como los pinsapos. Así llegamos a la Peña del Cuco, que nos indicaba la vuelta al Pinsapar de Yunquera, que volvimos a disfrutar antes de volver a los coches en el mirador de Luis Ceballos.

En definitiva, una ruta exigente, con un buen desnivel acumulado, pero completa, que une varias de las rutas tradicionales (del puerto del Caucón al Tajo de la Caína y del puerto del Saucillo al Peñón de los Enamorados) con un tramo menos habitual (la subida al Puerto de los Valientes desde el Puerto de la Caína) y que permite descubrir muchos de los aspectos de nuestra querida y admirada Sierra de las Nieves.

Descripción de la ruta

La ruta se inicia en una de las entradas a la Sierra de las Nieves desde Yunquera, concretamente el Mirador de Luis Ceballos. Desde Málaga se llega por la autovía del Guadalhorce (A-357). En el kilómetro 27 se toma la salida a Zalea, que queda a mano izquierda, y está marcada con un cartel que pone "Parque Natural Sierra de las Nieves". Esa es la carretera A-354, que lleva a Alozaina. Una vez en Alozaina, se continúa por la A-366 hasta Yunquera, se cruza el pueblo hasta la salida por el polígono industrial, siguiendo la A-366 a El Burgo. En la rotonda se sale por la izquierda (SO). A 4'5 km del pueblo hay bifurcación a Puerto Saucillo y el mirador de Luis Ceballos. A algo menos de 7 km del pueblo está el mirador de Luis Ceballos.

Se sale del mirador por uno de los dos caminos que van hacia el Oeste, por el que baja por la izquierda. Ya nos adentramos en el bosque y, en el fondo del valle, empiezan a aparecer los primeros pinsapos. Después de un primer repecho, se llega a un segundo valle, donde poco después hay una bifurcación a la izquierda, que no tomaremos. El camino de la derecha sube hasta una zona llamada la Era de los Gamones. El camino que sale a la izquierda completa un recorrido circular de vuelta al mirador a través del pinsapar. Por el de la derecha se llega al Tajo de la Caína. Este camino coincide con la ruta del Caucón al Tajo de la Caína.

El camino sigue por el tajo al pie del cerro del Tocón, pasando por la cueva del Pastor y la fuente de la Caína. Este camino coincide en parte con el que lleva de Tolox a peñas Blancas y al puerto de Janón. Se sigue hacia el Oeste hasta rebasar el saliente del Cerro del Chaparral y poco después se está enfrente del camino que asciende en zigzag hacia el Puerto de los Valientes. Para llegar allí bajamos al fondo del valle por un camino poco marcado, que en algunos sitios desaparece y en otros está marcado por hitos de piedra improvisados. El zigzag del camino ayuda a superar los 700 m de desnivel hasta el puerto. De allí se sigue la senda en dirección Sureste y, entre pinsapos y quejigos, se llega hasta el camino que sube a la Torrecilla desde la peña de Tolox (la fuente al pie de la Torrecilla).

La vuelta la hicimos por el Norte, pasando por el Peñón de los Enamorados. Este camino coincide en gran parte con la ruta de Puerto Saucillo a la Torrecilla. Desde la peña de Tolox, se toma el camino que sale hacia el Oste y después gira al Noroeste. Cuando se llega al sur del Cerro Alto, está la primera bifurcación, la rama de la izquierda lleva al Oeste hacia el cortijo de los Quejigales (es la ruta de Quejigales a la Torrecilla), y la de derecha, en dirección Noreste, hacia el Peñón de los Enamorados. Poco después del peñón, hay una segunda bifurcación; la rama de la derecha, hacia el Este, es la ruta señalada del Caucón a la Peña de los Enamorados, y pasa por encima del Tajo de la Caína; la de la izquierda, sigue por el Noreste (sigue siendo la ruta de Puerto Saucillo a la Torrecilla). Al llegar a la Peña del Cuco, hemos de dejar la ruta y bajar por la rama de la derecha en las dos primeras bifurcaciones. De esa forma, se llega al final del camino del Caucón a la Peña de los Enamorados, que acaba llevándonos al Mirador de Luis Ceballos.

Hay mucha información en la red sobre rutas que cubren algunos de los tramos de la excursión que hicimos (por ejemplo entre las magníficas descripciones de Pasos Largos se pueden encontrar del Puerto Saucillo a Enamorados, del Puerto del Caucón a Enamorados o del Puerto del Caucón al Tajo de la Caína, de Quejigales a Torrecilla). En la página del Parque Natural de la Sierra de las Nieves, hay listados una docena de senderos señalizados por la sierra, cuya descripción incluyen muchos detalles y mapas 1:10.000.

También es fácil encontrar las rutas en GPS. Basta con hacer en una página como WikiLoc una búsqueda de Siera de las Nieves.



Estas son las fotos de la excursión.




11 abr. 2008

El Lucero (5/abr/2008)

El sábado 5 de abril de 2008, bajo los auspicios de la Asociación de Amigos del Jardín Botánico-Histórico de la Concepción, fuimos al Lucero, una de las excursiones emblemáticas de Málaga. Como la excursión estaba calificada de difícil y se pidieron 4x4 para subir el carril, no fueron muchos amigos. Entre amigos y caminantes éramos una docena, Ernesto, Arantza, Teresa, Paco, Antonio, Manolo, Lola Peña, Lola Gómez, José María, Unai, Jorge y Julen.

Seguir Leyendo
Nos agrupamos en tres coches todoterreno, porque temíamos que el carril que íbamos a tomar estaba en malas condiciones. El camino hasta Canillas de Albaida fue un poco pesado por tanta curva (llegó a haber algún vómito, ya casi en la línea de meta). Y, por si no queríamos caldo, la segunda taza de los más de 10 km de carril hasta Puerto Blanquillo, aderezados con polvo blanco.

Como nota negativa, las dos canteras, la de áridos, por la que el camino está asfaltado, para que los camiones puedan llegar hasta ella, y la de mármol del Puerto de Cómpeta, recordándonos el peaje que tenemos que pagar para mantener nuestro estilo de vida.

Por lo demás, todo a pedir de boca, empezando por el día, soleado y fresco, con una suave brisa y mucha visibilidad, y siguiendo por las fresas con las que Jorge nos sorprendió.

Durante todo el camino las vistas eran excelentes. Casi todo el tiempo se podía ver la Maroma hacia el Este, o el Mediterráneo hacia el Sur. En la cumbre del Lucero están las famosas ruinas del fortín que la Guardia Civil tenía para vigilar a los maquis que se escondía en la sierra. La verdad es que no he encontrado ninguna fuente fidedigna que lo asegure, todo lo que he leído son cosas del tipo "según dicen", "parece que". La otra leyenda se refiere a que el nombre original era el Raspón de los Moriscos y que el Lucero se refería a la luz del fortín. Allí nos encontramos con dos grupos más de caminantes (además de un admirable caballero de más de 70 años que bajaba solo, señal inequívoca de la popularidad del Lucero.

Descripción del recorrido

El Lucero (o Raspón de los Moriscos) es un característico pico de Sierra Almijara de 1.779m. Sus paredes son muy escarpadas en la zona superior, con una forma cónica que lo distingue del resto de montañas de alrededor. Al ser la montaña más alta de su zona, la vista está despejada a su alrededor y se puede ver desde el Mediterráneo al Sur hasta Sierra Nevada al Este, la Maroma al Oeste y el Pantano de los Bermejales, al Norte.

La ruta desde el Sur parte desde Canillas de Albaida. Para llegar a Canillas de Albaida se toma la salida 277 de la Autovía del Mediterráneo (A-7, E-15) para Algarrobo. y se sube hacia el Norte, pasando por Algarrobo (A-7206, MA-104), Sayalonga, Cómpeta (MA-111) y, finalmente, Canillas de Albaida (MA-112). En el pueblo hay que llegar a la Ermita de Santa Ana, que lo domina desde lo alto. Desde allí sale hacia el Este un antiguo camino forestal indicado como el camino al Área Recreativa de la Fábrica de la Luz. Actualmente está asfaltado para los camiones que van y vienen de la cercana cantera de áridos.

Por el camino encontramos a 1'5 km una bifurcación que indica, hacia la izquierda, 2 km a la Fábrica de la Luz y, hacia la derecha, 10 km a Puerto Blanquillo.Seguimos a Puerto Blanquillo, que es el punto donde dejaremos el coche. El camino sigue asfaltado, hasta una salida a mano izquierda en una curva muy pronunciada, a 3'1 km del cruce, donde se convierte en una pista de grava. En el estado actual de la pista es aconsejable usar todoterrenos, pero vimos un Fiat Punto y un Lancia en Puerto Blanquillo, prueba empírica de que se puede llegar en coches "normales".

Desde Puerto Blanquillo surge un camino hacia el Norte en una pronunciada cuesta arriba y llega al Puerto de Cómpeta, a unos 500 m. El camino sigue, baja y gira hacia el Este, pasando por una cantera de mármol, a partir de donde el camino se convierte en un carril de tierra, el carril de la Resinera. La vertiente Norte del camino es menos escarpada y con vegetación más densa.

1'5 km después del Puerto de Cómpeta se llega a una salida del carril, en dirección Sureste, marcada por un cartel de la Junta de Andalucía. Hay que tener cuidado, porque por la orientación del cartel, parece que haya que seguir en dirección contraria. El camino correcto continúa en dirección Sureste, otra vez por zona de mármoles, y está claramente marcado, por lo que es fácil seguirlo.

Poco antes de llegar al siguiente hito destacable, el Puerto de los Mosquitos, a 2'3km después del cruce, ya se ve el Lucero, con su cumbre cónica, y, poco después, se empiezan a intuir las vistas que habrá desde la cumbre, incluyendo Sierra Nevada y el Mediterráneo.

El tramo hasta la cima no es largo, sólo faltan 700m en dirección Este, pero es la parte más empinada. Afortunadamente, el zigzagueo del camino hace la subida mucho más asequible.

Una vez en la cima, junto a las ruinas del antiguo fortín de la Guardia Civil, el paisaje se extiende muchos kilómetros en todas las direcciones y compensa con creces el esfuerzo de la subida.

El recorrido es de unos 7 km (y otros tantos de vuelta). No es especialmente duro, aunque la parte inicial del camino que parte de Puerto Blanquillo y, sobre todo, el tramo final, desde el Puerto de los Mosquitos hasta la cumbre del Lucero, sí son exigentes. Por suerte, esa última parte se salva con un camino en zigzag que lo hace menos inhóspito. Es una ruta muy recomendable por las vistas de la Sierra Almijara, con sus fuertes pendientes, casi alpinas. Uno de los principales inconvenientes es, tal vez, la aproximación al punto de partida que, entre llegar a Canillas de Albaida y el carril a Puerto Blanquillo, se hace pesada. En casi todo momento es fácil evitar perderse, aunque hay un par de puntos que pueden llevar a confusión, como dar con la salida exacta de la carretera al carril de Puerto Blanquillo o durante el camino que conecta Puerto Blanquillo con el Puerto de Cómpeta, donde encontramos una tala de pinos que ocultaba momentáneamente el camino.

Hay otras opciones, desde Cómpeta, pasando por Puerto Blanquillo, y desde la Fábrica de la Luz de Canillas de Albaida, pasando por el norte de la cantera de mármol del Puerto de Cómpeta, pero en ambas el recorrido ronda los 20 km (en un solo sentido) porque hay que andar el equivalente al carril que se recorre en coche hasta Puerto Blanquillo.

Las referencias al Lucero son numerosas y se encuentran con facilidad descripciones del recorrido, principalmente desde Canillas de Albaida, pero también desde el norte, desde Jatar. Por ejemplo, y sin ningún orden en especial, GPS Senderismo Familiar Costa del Sol, MiraBosques, Wikiloc, el Comando Preston de Pasos Largos, Rural SierraSol, Ayuntamiento de Cómpeta, o Pueblos de España.

Estas son las fotos de la excursión.