20 abr. 2007

Al Pico de los Enamorados por el Tajo de la Caína (14/abril/2007)

Para el sábado 14 de abril de 2007 estaba reservada una de las peregrinaciones anuales a la Sierra de las Nieves que esperamos con tantas ganas. En esta ocasión, la intención era partir de uno de los accesos a la sierra desde Yunquera, concretamente desde el mirador de Luis Ceballos, llegar hasta el tajo de la Caína y, desde ahí, encontrar un camino que nos llevara hasta el Pico de los Enamorados.

Volvimos a contar con la ayuda de alguien por ahí arriba y tuvimos, entre dos semanas de lluvia y amenaza de ella, un excelente día, ni frío ni caluroso, con sólo unas pocas nubes al volver que evitaron que subiera la temperatura. Nos reunimos Ernesto, Arantza, Teresa, Arturo, Pepe Mayorga, Alberto Cuevas, Juan Carlos Orozco, Lola Gálvez y Semi por parte de los autores, Begoña Orozco y Alberto Jaenal, por parte de los hijos de autores, los meritorios Lola Peña, José María, Antonio, Pablo, Roberto y Delia, y fue esta última quién aportó esta vez las caras nuevas, Hernán y Geneviève, venida expresamente desde Canadá para la excursión.
Seguir Leyendo
Salimos de Yunquera en dirección a El Burgo y siguiendo la señal que indica la Reserva de la Biosfera de la Sierra de las Nieves. El camino está ahora mismo afastaldo en su parte inicial, después pasa a tener el firme de cemento y acaba siendo de tierra, pero está en muy buenas condiciones y puede ser usado por cualquier automóvil. Después seguimos la indicación hacia el mirador de Luis Ceballos (hay otra que marca el camino hasta Puerto Saucillo), a 7,1 km de Yunquera. Ya en el mirador, también conocido como del Caucón, dejamos los vehículos y pudimos contemplar el precioso paisaje que justifica el mirador, con un extenso bosque en frente de nosotros, el pinsapar de las cañadas de la Colmena y la Violeta.

Tomamos un camino claramente marcado que marcha cuesta arriba. Este primer tramo discurre a través de un denso pinsapar con preciosos ejemplares y culmina en la parte superior de la montaña, en un lugar llamado la explanada o la era de los "gamones", un pequeño claro donde hay un mirador orientado en la dirección que hemos seguido hasta entonces. Desde allí se ve Yunquera y detrás las Sierras Cabrilla y Prieta. Hay otro mirador orientado en dirección sur desde donde se puede ver el Cerro Coronas, el barranco con el río que llega hasta Tolox y un camino que también acaba esa localidad. El camino sigue claro y despejado, ya fuera del pinsapar, y se empiezan a ver un gran barranco y las impresionantes paredes del Tajo de la Caína. Tras girar a la derecha, el sendero continúa al pie de los farallones verticales del Tajo, que quedan a nuestra derecha, y por abajo discurre barranco hacia Tolox y el Torrecilla se ve detrás.

Continuamos el camino por abajo de los farallones, dejando atrás sin percatarnos de ella una gran cueva, la del pastor (es posible que el AMA la haya retirado para restaurarla). Sí que vimos la fuente que hay poco después. El camino habitual desde ahí hasta el Pico de los Enamorados sube a la cima del Tajo de la Caína y va a través de la cañada de la Perra. Desde donde estábamos, el camino no dura claro mucho más y es partir de ese punto cuando empezaba el tramo que Arturo intuía que nos podía llevar al Pico de los Enamorados.

Proseguimos la marcha hasta llegar al final del barranco, siguiendo más o menos a la misma altura. En este tramo el camino está casi perdido, y aunque las más de las veces íbamos por el, de vez en cuando tuvimos que recuperarlo. De esa forma llegamos hasta un gran saliente rocoso que había que rodear para pasar al siguiente barranco. Volviendo la vista atrás desde allí se ve el Pico del Chaparral en lo alto del Tajo y el Tocón a su derecha. Tomamos el camino a mano derecha cuesta arriba para no perder altura y entrar en el siguiente barranco. Desde ahí se puede ver el Cerro Alto.

El barranco en el que desembocamos es muy parecido al del Tajo de la Caína. Dominado por arriba por otros majestuosos farallones, por cuyo pie pasamos, y con muy escasa vegetación, sobre todo arbustos. Seguimos ese nuevo barranco pero no hasta el final, sino que subimos a mano derecha por una fuerte pendiente en la que casi no había un camino marcado, para virar en dirección al Pico de los Enamorados.

Tras culminar la subida el terreno cambia, es un área mucho menos abrupta y muy pedregosa en el que hay un quejigar con poca vegetación además de los quejigos. Un poco más adelante, el terreno se convierte en una pradera mucho más llana con más quejigos. Desde allí ya se ve el Pico de los Enamorados frente a nosotros y rápidamente conectamos con el camino que lleva hasta ella.

La subida a la parte superior del pico es sencilla y las vistas magníficas, sin ningún obstáculo cercano en ninguna dirección. Hacia el norte los embalses del Chorro, hacia el noreste la Cabrilla, Huma, hacia el este Tejeda y Almijara y hacia el sur la Torrecilla y el Peñón de Gibraltar, entre otros.

Comimos al pie del pico para protegernos del viento y volvimos en dirección al Este por el camino que lleva a Puerto Saucillo. En el camino de vuelta vimos el pinsapar al que llegamos el día que fuimos al Peñón de Ronda, también el Peñón de Ronda hacia el norte, a nuestra derecha, y Sierra Cabrilla y Prieta hacia el este, en frente de nosotros.

El camino llega a un pinsapar previo a la Peña del Cuco, por cuyo pie pasamos. Poco después llegamos a los llanos de la Casa donde el camino se bifurca. La rama de la derecha, mucho menos visible, lleva hasta el mirador de Luis Ceballos, de donde partimos. Hacia allí se dirigen Ernesto, Arturo, Pepe Mayorga y Alberto Cuevas para recoger los coches. Los demás tomamos el camino que baja hacia la izquierda y que lleva a Puerto Saucillo. Un camino precioso a través de un magnífico pinsapar. Durante el trayecto pasamos por la Fuente de la Perdiz, de donde sergía un pequeño caño, y un pozo de nieve esmeradamente restaurado.

El itinerario 27 del libro Por los Caminos de Málaga describe la ruta desde Yunquera hasta el Tajo de la Caína, que es muy similar a la primera parte de la ida del camino que hicimos. En el libro Por las Montañas de Málaga, también en el itinerario 27, describe la ruta desde el mirador de Puerto Saucillo hasta el Pico de los Enamorados, que fue el camino que escogimos para volver.

En la página de Pasos Largos hay tres rutas relacionadas con esta, que han sido publicadas en el libro "Sierra de las Nieves, Guía del Excursionista", una explica el camino del Puerto del Caucón al Tajo de la Caína, otra la ruta desde el Puerto del Caucón a Enamorados y una tercera de Puerto del Saucillo a Enamorados.

En la página de la asociación de la Sierra de las Nieves también explican el camino del Caucón al Tajo de la Caína.

Estas son las fotos de la excursión.